Actualidad hoy…

«La covid nos ha ayudado a hacer avances en la lucha contra el tabaquismo»

La OMS reconoce con su Premio del Día Mundial Sin Tabaco 2021, que se celebra el 31 de mayo, a la Unidad de Control del Tabaco del ICO, que dirige Esteve Fernández.

El director de la Unidad de Control del Tabaco del Instituto Catalán de Oncología (ICO), Esteve Fernández, afirma que, pese a las «interferencias» de las tabaqueras al principio de la pandemia, la covid-19 «nos ha ayudado a hacer avances» en la lucha contra el tabaquismo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de reconocer con su Premio del Día Mundial Sin Tabaco 2021, que se celebra este 31 de mayo, a la Unidad de Control del Tabaco del ICO por sus «éxitos» en la lucha contra el tabaquismo. Esta unidad es la única en España reconocida como centro colaborador de la OMS y una de las diez que hay en todo el mundo (dos en Europa).

«Esta unidad es la única en España reconocida como centro colaborador
de la OMS y una de las diez que hay en todo el mundo»

Para Fernández, catedrático en Epidemiología y Salud Púbica de la Universidad de Barcelona, este galardón es un «reconocimiento» a un trabajo de 20 años, cuando la unidad contaba con sólo dos trabajadores -ahora ya son 18-, que ha ido más allá de la prevención del cáncer ya que engloba desde la deshabituación en adolescentes o enfermos mentales, el control de la publicidad del tabaco, hasta el asesoramiento a organismos como el Ministerio de Sanidad o la propia OMS.

«Al principio de la epidemia había mucha desinformación y las tabaqueras lo aprovecharon para sugerir que el tabaco no era malo para la covid sino al contrario, que protegía…», recuerda Fernández, que admite un primer momento de «incertidumbre» en el movimiento antitabaco, si bien «al final reaccionamos bien».

«En general, ha ido bien la covid en este sentido, porque se prohibió fumar en la vía pública sin distancia de seguridad y hay muchas autonomías que sacaron el tabaco de las terrazas de los bares», ha recordado Fernández, quien cree que pese a que el Ministerio de Sanidad está retrasando una actualización de la ley, la pandemia activó el debate social sobre los daños de fumar.

«El director de la Unidad Contra el Tabaco del ICO espera que el premio concedido de la OMS sea un acicate para lograr un apoyo presupuestario más estable»

Fernández recuerda que fumar incrementa los efectos adversos del coronavirus, «ya que multiplica por más de dos» el riesgo de enfermedad grave, derivación a UCI o muerte. Además, hay estudios publicados que certifican que el humo de los cigarrillos puede transportar el virus de la covid hasta 10 metros, por lo que es más importante que nunca proteger los derechos de las personas para que no sean fumadores pasivos.

La pelota está en el tejado del Ministerio de Sanidad

A la espera de que mueva pieza la ministra Carolina Darias, Fernández recuerda que en plena pandemia, el anterior titular de Sanidad, Salvador Illa, se reunió hasta dos veces con las entidades científicas que trabajan contra el tabaquismo y se comprometió a una serie de cambios ambiciosos, «como subir el precio del tabaco».

«Vemos que está habiendo algunas iniciativas que están bien por parte de ayuntamientos o comunidades, como el veto del tabaco en playas, terrazas o en las puertas de colegios… pero todo es muy voluntario y nadie vigila para hacer cumplir la ley y multar si es necesario«, lamenta Fernández, que cree que las administraciones locales y autonómicas deben tener más iniciativas a la hora de acotar el consumo de tabaco.

Asimismo, el director de la Unidad Contra el Tabaco del ICO cree que el Gobierno central no debe esperar a la nueva directiva europea en marcha para tomar nuevas iniciativas, sobre todo para frenar el consumo de los cigarrillos electrónicos. Fernández espera que el premio concedido de la OMS sea un acicate para lograr un apoyo presupuestario más estable, tanto del Ministerio como de la Generalitat, puesto que gran parte del esfuerzo que realizan se hace en base a proyectos con fecha de caducidad.

Colectivos antitabaco piden que la industria asuma el coste de la prevención

El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, integrado por 38 organizaciones sanitarias, considera que las tabaqueras deben de pagar «los platos rotos de lo que están haciendo» y asumir el coste de planes de tratamiento y prevención porque es una «industria mortífera, que mata a uno de cada dos clientes».

En una entrevista con Efe en vísperas del Día Mundial Sin Tabaco, Joseba Zabala, miembro del Comité Nacional de Prevención (CNPT) y portavoz de la Sociedad Vasco Navarra de Prevención del Tabaquismo, apuesta por el encarecimiento de la cajetilla porque está demostrado que el precio incide directamente en la tasa de consumo, pero no cree que haya que penalizar solo al fumador, que es la víctima, sino también a las tabaqueras.

Por ello, este especialista en Salud Pública propone al Ministerio de Sanidad que acometa un verdadero plan de prevención y tratamiento del tabaquismo al estilo de Francia que «implique a las tabaqueras en la financiación», siguiendo el lema de la campaña de la Liga francesa contra el cáncer: «El que contamina y mata, que pague».

Este experto plantea una nueva fiscalidad, de forma que el Estado cargue un gravamen a las tabaqueras sobre los beneficios y, con ese fondo, de carácter finalista, estaría obligado a generar proyectos preventivos y planes de salud contra el tabaquismo. Zabala, que es portavoz de la iniciativa ciudadana XQNS (Por Qué Nosotros Sí), también propone que las sanciones a las empresas por incumplimiento de la Ley del Tabaco se dediquen de manera finalista a proyectos de prevención.

Para Zabala y las sociedades médicas contra el cáncer, como la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), la prevención es el ‘leiv motiv’ de este 31 de mayo porque el tabaco mata a la mitad de los consumidores y es el principal factor de riesgo evitable para el desarrollo de tumores y muertes por cáncer. 

 

También te podría gustar...

Deja tu comentario:

Abrir chat
¿Consultas?